La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Radio Cigüeña entregó su Trofeo a la Deportividad


Julian Merino, con su trofeo, acompañado por José María Playán (Radio Cigüeña) y Vicente Temprado, presidente de la Federación de Fútbol Madrileña (Foto cortesía de Radio Cigüeña)

Julian Merino, con su trofeo, acompañado por José María Playán (Radio Cigüeña) y Vicente Temprado, presidente de la Federación de Fútbol Madrileña (Foto cortesía de Radio Cigüeña)

En medio de un ambiente relajado y deportivo, con las autoridades políticas municipales, los directivos de la Federación de Fútbol de Madrid, todos los clubes de fútbol de Rivas Vaciamadrid, y Julián Merino, presidente de La Meca de Rivas y ganador del trofeo a la Deportividad de este año recogiéndolo de manos del ex árbitro Valentín Pizarro, se pasó la tarde noche del lunes 6 de octubre en el Polideportivo Parque Sureste.

Pero los verdaderos protagonistas fueron los imprescindibles. Durante un rato se hizo visibles a los invisibles, a esas personas humildes, trabajadoras, todoterrenos, indispensables, que son el alma de las agrupaciones deportivas y que durante ese acto se sintieron con la importancia que merece su oscuro pero brillantísimo esfuerzo.

Estos vecinos fueron los galardonados: Lorenzo Torres García, reconocido ya con anterioridad como Presidente de Honor de su club, recibió su diploma, su insignia, su botella de Bodegas Sers y el cariño y una gran ovación de los presentes. Valentín Ruiz Fernández, trabajador incansable, bondad y educación, formador donde los haya y siempre con la sonrisa en la boca, fue el segundo homenajeado.

Después, en ausencia, pues su gran corazón le había dado un susto esta semana y estaba en el hospital, Antonio Belinchón Pérez, un directivo al que no se le puede encontrar en el palco, sino recogiendo balones, arreglando riegos, organizando a los niños… Recogió el diploma su hijo.

Y finalmente, Mariano Encinas Lázaro, entrenador modesto donde los haya. Según dice él, “lo mejor de ser entrenador es encontrarse con los niños que han estado bajo tus órdenes y verlos convertidos en hombres”. Y por ello le entregó el diploma David Barca (Torito), que empezó con él de alevín y en la actualidad juega en el Rayo Vallecano B.

Escrito por en 07/10/2014. Archivado en Deportes,Fútbol. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.