Rivas podrá recibir del PIR una parte de 1.875.000 euros para gasto corriente que se le deben

152
La biblioteca Gloria Fuertes (Foto Rivas Actual)
La biblioteca Gloria Fuertes fue uno de los equipamientos realizados con el PRISMA, antecesor del PIR, pero tardó años en entregarse una parte del proyecto (Foto Rivas Actual)

El Ayuntamiento es acreedor de más de 1.875.000 euros desde 2017 en concepto de gasto corriente sufragable por el PIR. Fuentes municipales aseguran que «de esa cantidad, muy poco es lo que se ha llegado a cobrar por parte del Ayuntamiento hasta la fecha».

La Comunidad de Madrid ha anunciado hoy la orden de pago de 32 millones de euros para pagar tanto inversiones como gastos corrientes de diferentes municipios de la región, correspondientes al Plan de Inversión Regional (PIR). Este Plan es el sucesor del PRISMA que estuvo vigente durante años, y en ambos casos se trata de planes mediante los cuales el Ejecutivo regional dsitribuye fondos a título de «solidaridad territorial» entre los municipios. En la última edición del PIR Rivas se incluyó dentro de los municipios que prefirieron gestionar las actuaciones con medios propios, lo que dio al Ayuntaiento la posibilidad de recibir fondos para sufragar gasto corriente.

Por este concepto, la Comunidad adeudaba al Ayuntamiento un total de 1.875.149 euros entre 2017 y 2019, distribuidos de la siguiente forma: 656.302,15 euros en 2017, 656.302 en 2018 y 562.544 en 2019. Fuentes municipales aseguran que «las cantidades realmente pagadas a fecha de hoy por la Comunidad por estos conceptos han sido muy bajas». El anuncio hecho por la Comunidad abre la expectativa de ver qué cantidad, de todas las que están pendientes, se liquida con el pago anunciado. El Ayuntamiento no ha facilitado el dato concreto de las cantidades percibidas en concepto de gasto corriente a cuenta del PIR.

La nota de la Comunidad explica que se ha dado orden de pago de «algo más de cuatro millones de euros» para pagar gasto corriente, pero esa cantidad se repartiría entre 21 municipios de la Comunidad, entre los que figura Rivas-Vaciamadrid.

Ni inversiones ni gastos de personal

En la contabilidad municipal se denomina gasto corriente a aquel que cubre los consumos y pagos necesarios para el funcionamiento del propio Ayuntamiento. Esto incluiría el pago de los consumos de gas, electricidad, agua, telefonía, etc.. No incluye, en cambio, los gastos de personal, que se consideran en un capítulo aparte de la contabilidad.

Tampoco se puede confundir el gasto corriente con el que se realiza para pagar inversiones. Se considera una inversión cualquier actuación que esté dentro de las competencias propias municipales y que suponga un incremento del patrimonio municipal.