Abierta una polémica entre Consejo Rector de Covibar y defensores de su proyecto cultural

934
Edificio del Centro Social Armando Rodríguez Vallina, donde se realiza la práctica totalidad de los eventos culturales organizados por la cooperativa (Foto archivo Kike Ayala/RIVAS ACTUAL)

El Consejo hizo público ayer un comunicado en el que asegura que el proyecto cultural de Covibar “no corre peligro (…) cualquiera que sea su responsable”. Por su parte, el grupo que lanzó el pasado viernes una carta abierta alertando del peligro de que se desmantelase el proyecto cultural de la Cooperativa responde que el comunicado del Consejo “Es una declaración de intenciones que no deja claro ni el cuándo, ni el cómo, ni quién” se va a responsabilizar de la continuidad del proyecto.

La carta abierta que el pasado viernes lanzaron 26 personas del ámbito artístico y cultural de Rivas ha generado una polémica creciente. La carta alertaba de lo que sus autores consideraban un riesgo de “desmantelamiento del proyecto cultural de Covibar”. El documento, firmado inicialmente por 26 personas, recogía poco más de veinticuatro horas después 72 firmas, y el número ha seguido creciendo.

El Gestor Cultural cesado, clave en la polémica

Ayer, lunes, el Consejo Rector de la cooperativa Covibar, responsable de diseñar la programación que conforma el proyecto cultural, respondió a la carta emdiante un comunicado firmado por su presidente, Jorge García Machón, en el que asegura que dicho proyecto “no corre peligro (…) cualquiera que sea su responsable”. Esta última apreciación tiene que ver con una de las partes de la carta abierta de los 72 firmantes: aquella en la que relacionan el proyecto cultural con la persona que lo ha puesto en pie a lo largo de los últimos años: Manuel Hernández, que ha sido el Gestor Cultural nombrado por la Cooperativa, pero que recientemente ha sido cesado por el Consejo Rector de la misma.

Una fuente del grupo de impulsores de la carta abierta ha declarado a RIVAS ACTUAL que el comunicado emitido por el Consejo Rector “Es una declaración de intenciones que no deja claro ni el cuándo, ni el cómo, ni quién se va a responsabilizar de la continuidad del proyecto”. Esta fuente explica que “nos gustaría saber quién es ese coordinador nuevo al que se refiere el Presidente [del Consejo Rector de Covibar] en su comunicado”. Y añade: “Interesaría al mundo de la cultura de Rivas en general, y al de Covibar en particular, conocer su nombre, así como su trayectoria que avale el ocupar ese puesto, y no sólo su perfil joven y dinámico”.

El cine, única actividad con fecha de ‘recuperación’

El comunicado del Consejo Rector ofrece como muestra de la voluntad de recuperación de su proyecto cultural la previsión de que “el próximo viernes 26 de junio retomamos la programación cinematográfica en la Sala Covibar”, a la que califica como “uno de los grandes puntales culturales de la Cooperativa”.

Asegura también que “De igual modo, los certámenes literarios siguen adelante, y el jurado continúa su labor, puntuando las cerca de 1.300 obras presentadas”. Por lo demás, el comunicado se limita a augurar que “La agenda cultural del Centro Social Armando Rodríguez recuperará el pulso, como viene siendo habitual cada año, en otoño, tras el parón veraniego”.

La nota del Consejo afirma que “Cuando alcancemos la normalidad (…) la producción cultural seguirá su curso”, aunque especifica también que junto a “nuestros habituales colaboradores” habrá también “otros nuevos que nos quieran acompañar”. Y al frente del proyecto cultural confirma el Presidente de Covibar que hay ya un nuevo coordinador del Área de Cultura y Comunicación, aunque no menciona su nombre. Tan sólo afirma que “es una persona joven, dinámica, lleno de nuevos proyectos y muy capaz, que merece la misma confianza que cualquiera de sus predecesores”. A esto último es a lo que hace referencia la fuente del grupo de impulsores de la carta abierta, cuando se interesa por su perfil profesional.

Por otro lado, este grupo también ve con recelo que “a pesar de asegurar que se retomará el pulso de la actividad en el Centro Social de Covibar, lo cierto es que lo único que sabemos es el traslado de talleres que se impartían en el Centro Social [Armando Rodríguez Vallina] a locales comerciales del Centro Cívico”.